Recetas de carnaval para mayores

Foto de Tortilla de carnaval
Tortilla de carnaval

Recetas de carnaval para mayores

Muchas personas mayores tienen dificultades para masticar y los socorridos purés y cremas al final acaban aburriendo. Os proponemos cuatro tortillas fáciles de hacer, en las que invertir menos de media hora y que, al mismo tiempo, son muy nutritivas y no excesivamente calóricas.

La primera es una tortilla de calabacín, la segunda una tortilla de carnaval, la tercera lleva como base las maravillosas alcachofas, fuente de fibra y facilitadoras de la digestión y la cuarta de espinacas y calabacín. Atención a los pasos a seguir y a disfrutar.

Describimos antes los beneficios de los componentes de las tortillas:

  • El calabacín aporta minerales como el fósforo, magnesio, calcio…
  • Las espinacas es una fuente de fibra y minerales. Tienen propiedades antioxidantes.
  • Las alcachofas son ricas en minerales. Regulan la secreción biliar, ayudan a combatir las sustancias tóxicas y es un gran depurativo.
  • En el plátano encontramos gran cantidad de vitaminas como las que pertenecen al grupo B, vitamina C, algo de la vitamina E y fibra. Estas tres vitaminas son antioxidantes.

1.- Tortilla de calabacín baja en grasas para dos personas.

Ingredientes:

  • 2 calabacines medianos
  • 4 huevos
  • Un poco de cebolla y pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen

En primer lugar pelamos y cortamos en rodajas finas o taquitos los dos calabacines y un poco de cebolla (al gusto).

Después, pochamos en un poco de aceite el calabacín y la cebolla, le añadimos la sal y la pimienta. Removemos unos diez minutos hasta que veamos que está todo blandito y adquiera un bonito color.

Por último, batimos los huevos y se los añadimos al calabacín y la cebolla. Se remueve todo, esperamos a que se cuaje y le damos la vuelta a la tortilla. Esperamos otros dos o cuatro minutos y a servir la mesa. ¡¡¡Buen apetito!!!

2.- Tortilla dulce de carnaval para dos personas.

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 2 plátanos o cualquier otra fruta blanda
  • 200 gramos de harina
  • 50 gramos de azúcar
  • Ralladura de limón

Separamos las claras de las yemas. Batimos las primeras a punto de nieve –no es necesario que estén absolutamente “tiesas”, es suficiente con que estén espumosas-.

A continuación añadimos las yemas, la sal, la ralladura de limón, los plátanos machacados y la harina. Los dejamos reposar entre quince y treinta minutos y una vez pasado el tiempo de reposo, lo echamos a la sartén con un poquito de aceite de oliva.

Cuando adquiera un bonito color dorado, lo servimos con miel o lo que más os guste.

El plátano lo podéis sustituir, por ejemplo, por frutos del bosque o cualquier fruta en almíbar. La cuestión es que no sea una fruta dura para el diente.

3.-Tortilla de alcachofa.

Ingredientes:

  • 6 alcachofas frescas o de lata
  • 4 huevos
  • Zumo de limón
  • Ajo y cebolleta
  • Especias/hierbas provenzales y pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen

Si elegís alcachofas  frescas, después de limpiarlas no se os olvide frotarlas con un poco de zumo de limón para que no se oxiden y se pongan negras. Os recomendamos también unos guantes para proteger las manos de ese color tan feo que deja esta verdura.

Después se hierven durante unos quince minutos o hasta que veáis que están blanditas.

Tanto si comprasteis las alcachofas en lata como si las habéis hervido, rehogarlas en un poquito de aceite con ajo y cebolleta.

Por último, batir los huevos y mezclar con el preparado y a esperar hasta que cuaje por los dos lados. No se os olvide darle la vuelta con cuidado para que no se os rompa.

4.- Tortilla de espinacas y calabacín para dos personas.

Ingredientes:

  • 300 gr. de espinacas
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 cebolla mediana
  • 3 huevos
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta al gusto

Limpiamos las espinacas si las compramos frescas. Quitamos la piel al calabacín, también puede lavarse bien y cocinarlo con la piel.

Cortamos en trozos pequeños las espinacas, el calabacín y la cebolla.

Ponemos una sartén con aceite y añadimos estos tres ingredientes. Removemos para que no se peguen ninguno de ellos. Después echamos la sal y pimienta.

Una vez que están bien rehogados se baten los huevos y los agregamos a la sartén. Cuajamos despacio para que no se quemen y se haga bien por dentro con el fin de evitar la salmonelosis.

Ya está lista para comer. ¡¡¡¡Que aproveche con estas recetas de carnaval!!!

 

 

Dejar respuesta