Las vacunas también son para los mayores

Campaña vacunación contra la gripe 2015
Vacunación contra la gripe 2015

Las vacunas también son para los mayores

Muchas veces se ha planteado la polémica de las vacunas. Vacunarse o no hacerlo pero en el caso de las vacunas para los adultos, y entre ellas la de la gripe estacional siendo el ejemplo más claro, no hay que tener ninguna duda al prevenir una infección vírica aguda causada por un virus gripal  que se transmite de manera fácil de una persona a otra.

Incidencia y vacunación

La gripe es una enfermedad de curso agudo, cuya máxima incidencia se observa en otoño e invierno, por ello, la primera semana de octubre, el Ministerio Español de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha dado las pautas pertinentes ante el inicio de la campaña de la gripe que se abre este mes en las distintas comunidades autónomas.

La campaña en la Comunidad de Madrid comenzará a administrarse en la tercera semana de octubre, mientras en el País Vasco ya se ha iniciado, y en otras comunidades irá incorporándose poco a poco. Principalmente, está indicada para los mayores de 65 años y menores de esta edad incluidos en grupo de riesgo.

Entre esos grupos de riesgo figuran las embarazadas, en cualquier etapa de la gestación, los niños de 6 meses a 5 años, la personas con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo la hipertensión arterial aislada), neurológicas  o pulmonares y los trabajadores de la salud.

Podemos protegernos de la gripe o detenerla más tras proporcionarnos la vacuna, aunque ésta no previene del todo. Según los datos de la última campaña su efectividad se situó sobre el 60-70 por ciento.

En la temporada pasada se vacunó un 56,4 por ciento de la población española de 65 y más años, lo que supuso más de 4,8 millones de vacunados en este grupo.

Cada temporada se elaboran nuevas vacunas que son autorizadas  por la Organización Mundial de la Salud, que recomienda cada temporada para el hemisferio norte las cepas adecuadas tras estudiar los virus circulantes en humanos. Además las autoridades recomiendan para que sea efectiva repetir la vacunación todos los años en el cuarto trimestre.

Prevención

El  virus se  transmite de persona a persona, por ello las autoridades aconsejan reducir la transmisión de éste con medidas higiénicas como el lavado frecuente de manos con agua y jabón, taparse la boca al toser o estornudar y procurar no reutilizar los pañuelos empleados al estornudar o limpiar las secreciones nasales. También se contagia por los apretones de manos y besos.

Si hay un enfermo en casa se le debe aislar del resto de la familia. También es necesario ventilar la casa y en especial la habitación del enfermo.

La gripe es una enfermedad infecciosa, aguda y contagiosa. El período de incubación es de 48 horas y puede prolongarse entre uno y siete días. Los primeros síntomas son fiebre súbita, dolor de cabeza, con malestar general. También puede aparecer tos y secreciones nasales,…

Se recomienda que el enfermo esté bien hidratado y tome vitamina C a dosis altas para proteger las defensas.

Mientras para una persona sana el cuadro se cura en unos días, en los enfermos crónicos y en los adultos de más de 65 años puede llegar a ser una infección grave.

Para la población general el tratamiento habitual de la gripe se recomiendan los antitérmicos, analgésicos y anticatarrales. Al tratarse de un virus, los antibióticos no son eficaces contra la gripe, aunque pueden prescribirse en casos complicados.

 

Redacción

 

Dejar respuesta