La estimulación de la memoria y la tecnología se fusionan

Imagen de memoria
Estimulando la memoria Foto: Coognitiva Unidad de Memoria

La estimulación de la memoria y la tecnología se fusionan

Existen notables diferencias entre el uso del ordenador y el trabajo tradicional con lápiz y papel en la rehabilitación cognitiva. Entre los 25 y 30 años se empieza a perder memoria. El hecho de utilizar soporte informático tanto para la prevención como para el retraso de patologías como las demencias posee múltiples ventajas.

Diferentes programas para la rehabilitación cognitiva

En la actualidad existen gran variedad de programas de rehabilitación sobre las diferentes funciones cognitivas a través del ordenador.

La mayoría de ellos se trata de programas informáticos basados en nuevas tecnologías multimedia, este es el caso de la plataforma Mementia, buque insignia de Cognitiva de Memoria, una entidad que trabaja en Madrid y en otras ciudades como San Sebastián, Tenerife, Pamplona, Córdoba y Granada.

Diversas técnicas

“Las nuevas tecnologías han sido las últimas en llegar y se suman a otras técnicas de estimulación diversas, como el lápiz y el papel o las fichas, a la hora de trabajar el lenguaje y el cálculo”, explica a Guía de Mayores, Alfonso Cuadros, psicólogo y director de Formación y Recursos Humanos de Cognitiva Unidad de Memoria.

Además -añade- se usan técnicas sensoperceptivas, porque con la edad y la aparición de problemas neurológicos se reducen sentidos como el olfato, a la vez que se trabaja la estimulación psicomotriz”.

Nuevas tecnologías

Pero dentro de los tratamientos no farmacológicos, las nuevas tecnologías  han adquirido en los últimos años un protagonismo especial.

“Nos sirven para estimular todos los ámbitos cognitivos, también sirven para actuar en el área de la autoestima”, declara Alfonso Cuadros, quien añade que “es un tratamiento individualizado, hay un ‘feedback’ entre la plataforma y el paciente. Un psicólogo sigue su trabajo  y va viendo sus progresos, porque el programa se adapta al perfil de la persona”, quien también puede trabajar desde casa.

Estudios realizados subrayan que entre las ventajas del uso informático para la rehabilitación cognitiva figuran, en primer término, que la interacción propicia un proceso de aprendizaje más dinámico. Además, permite el control del tiempo de los estímulos, que son más atractivos, y el tiempo de reacción. A la vez que posibilita un ‘feedback’ rápido.

También puede ser muy útil para personas con graves alteraciones motoras. Por ejemplo, los cambios eléctricos generados por los movimientos de los ojos pueden servir para interaccionar con  el ordenador.

Así, el desarrollo alcanzado por las neurociencias y la informática han permitido sumar paulatinamente a los métodos convencionales de rehabilitación programas informáticos que ayudan indudablemente en el proceso rehabilitador.

Prevención

No es necesario sufrir una grave patología para acercarse a un centro de rehabilitación, Alfonso Cuadros nos recuerda que a partir de los 57 o 58 años hay personas sanas que desean hacer un trabajo de prevención en el campo de la memoria y en el área cognitiva.

Resultados

Pero quizá los mayores logros a nivel científico, detalla el psicólogo, consiste en “ralentizar el deterioro cognitivo” en personas que, por ejemplo, sufren algún tipo de demencia, una patología que hoy por hoy no tiene cura y es irreversible. Si el trabajo tiene éxito, agrega, podemos conseguir “personas más autónomas y más  felices”.

“Los pacientes descubren que pueden desarrollar habilidades que desconocían, como la pintura o la fotografía, y ello conlleva que recuperen las ganas de vivir, porque con la edad aparece un proceso de retraimiento sumado al deterioro cognitivo“, explica el especialista.

Alfonso Cuadros hace hincapié en que el éxito se debe al carácter “integral” de los tratamientos, al estimular tanto las áreas cognitivas como las emocionales y las sociales.

Candidatos

Los candidatos a recibir estos tratamientos, impartidos por centros privados pero también por entidades públicas como las  adscritas al Ayuntamiento de Madrid, son personas con problemas de memoria asociados a la edad y aquellas a las que se han diagnosticado lesiones neurológicas que han desembocado en algún tipo de demencia en grado leve o moderado.

También acuden a estos centros especializados las personas que han sufrido un accidente cerebrovascular, como un ictus, los pacientes sometidos a intervenciones a causa de un tumor cerebral o aquellos que hayan sufrido graves accidentes de tráfico. Y como ya hemos citado, personas que quieren trabajar en la prevención de problemas de memoria asociados a la edad.

Los tratamientos en patologías neurológicas son indefinidos. En el caso de enfermos de Alzheimer en grado leve y moderado, al pasar a un tercer nivel deben cambiar de servicio.

En cada centro los equipo de profesionales están integrados por neuropsicólogos, psicólogos, asistentes sociales y terapeutas, que trabajan también acompañando a las familias de los pacientes.

La reserva cognitiva

Alfonso Cuadros explica que está demostrado que cada persona tiene una reserva cognitiva, que la conforman la suma de experiencias y de conocimientos, la forma como ha estimulado su cerebro, si ha desarrollado un alto trabajo intelectual y sigue manteniéndolo, factores que dan lugar “a una reserva que ayuda a que los procesos de deterioro se retrasen”, afirma.

El envejecimiento activo

Al mismo tiempo, el experto aconseja practicar “el envejecimiento activo”, es decir, que las personas traten de mantener tanto su autonomía física como emocional, el ánimo para intervenir en su entorno, practicar habilidades y adquirir otras nuevas, realizar algún deporte, así como tomar una alimentación equilibrada, básica en edades avanzadas.

 

 

 
SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN