La diabetes mellitus o diabetes de tipo 2: incidencia y control

Imagen de Diabetes. Glucómetro
Diabetes. Glucómetro

La diabetes Mellitus tipo 2, más conocida como diabetes tipo 2, es una enfermedad  asintomática. La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) informa que el 50% de las personas mayores no están diagnosticadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha calificado “como una condición epidémica, y asegura que en 25 años habrá el doble de pacientes con esta enfermedad”.

La diabetes tipo 2 se caracteriza por no producir suficiente cantidad de insulina. Esto puede suceder durante varios años antes de que la enfermedad se manifieste.

Este tipo de diabetes se da mayoritariamente a partir de los 40 años.

Los factores que inciden en la diabetes a esta edad son el sedentarismo, la obesidad y la hipertensión y también pueden ser de tipo genético.

Según el CSIC de 100 mayores con diabetes,  tienen problemas de sobrepeso u obesidad y además son sedentarios 42 de ellos, 33 tienen sobrepeso u obesidad, 12 son sedentarios y 13 manifiestan no poseer ninguno de los factores de riesgo.

Los hábitos alimenticios influyen en el desarrollo de la diabetes. Las estadísticas  dicen que 9 de cada 10 mayores de 64 años comen fruta a diario, siendo el grupo de mujeres el mayor consumidor.

La ingesta de verduras es algo inferior y se iguala en edad y sexo, 6 de cada 10 personas la toman por lo menos una vez al día.

La diabetes presenta una serie de síntomas que debemos saber:

-Micción frecuente

-Sed

-Hambre en exceso

-Cansancio

-Pérdida de peso injustificada

-Enfermedades infecciosas recurrentes

-Hormigueo en manos y pies o sensación de quemazón

Si no cuidamos la diabetes puede tener consecuencias dañinas para la salud.

Los pacientes con diabetes deben de tener un control exhaustivo para prevenir las complicaciones

En caso de que los niveles de glucosa en sangre sean altos y constantes pueden desencadenarse en enfermedades graves que afectan al corazón, a los vasos sanguíneos, ojos (ceguera o pérdida de visión) riñones y nervios.

La zona del cuerpo más afecta son las extremidades, particularmente los pies.

Cuando se padece diabetes los pies han de cuidarse mucho ya que pueden producirse úlceras e infecciones dando lugar a la enfermedad del pie diabético.

También afecta a la boca pues las encías pueden inflamarse (gingivitis), caída de dientes,…

Si notamos alguna anomalía de cualquier índole se debe consultar al médico para su control inmediato.

Muchas de las complicaciones que se derivan de la diabetes pueden “evitarse” si se es:

– Perseverante en la medicación

– Modificación de los hábitos alimenticios

– Realización de ejercicio físico

– Saber el por qué y el cómo de la enfermedad

En las diabetes se realizan pruebas analíticas HbA1c en la que se mide la glucosa o azúcar en sangre y se debe de realizar, aproximadamente, cada tres, seis meses, según considere oportuno el médico. El índice óptimo es entre 6 y 6,5%, debe ser inferior al 7%.

En mayores de 70 años con diabetes de larga evolución o con complicaciones cardiovasculares, cuando el HbA1c es bajo puede dar lugar a un riesgo cardiovascular debido a que las hipoglucemias se dan más frecuentemente y pueden derivar en isquemia miocárdica (obstrucción de las arterias coronarias), arritmias, enfermedades o episodios donde el corazón no funciona correctamente.

La medicación, en caso de no necesitar insulina, son pastillas bien para reducir la producción de azúcar por el hígado o bien para que el páncreas segregue más insulina.

Con la alimentación hay que tener cuidado y no ingerir más hidratos de carbono, azúcar,…, de los recomendados ya que podría causar una hipoglucemia o hiperglucemia.

Para combatir la hipoglucemia (bajada de azúcar), se debe de:

-Tener un horario de comidas

-No saltarse ninguna de las tres comidas principales

-Y en caso de sufrir una hipoglucemia ingerir hidratos de carbono

Con respecto a la hiperglucemia (subida de azúcar):

-Se deben de evitar los azúcares de absorción rápida, como frutas, leche y derivados, miel, refrescos,…

-Mejor ingerir alimentos con cantidad de fibra para retrasar la absorción

En estas fiestas navideñas el menú se puede modificar y así la persona diabética puede comer absolutamente de todo, teniendo cuidado en la ingesta de hidratos de carbono, azúcares y grasas, además a todos en general nos vendrá bien pues ya sabemos que en estas celebraciones tendemos al exceso de comida y bebida.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here