Las canas, “trending topic” por un día

Imagen de Las canas. Premios Princesa de Asturias 2016
Las canas. Premios Princesa de Asturias 2016

Las canas han sido clave en los premios Princesa de Asturias 2016

Tres intelectuales, dos mujeres y un hombre, todos con cabello cano, han monopolizado mediáticamente la última gala de entrega de los premios Princesa de Asturias en el teatro Campoamor, en Oviedo.

El discurso de Nuria Espert, de 81 años, se convirtió en viral en pocos minutos de pronunciarlo y “trending topic” (temas del momento) en Twitter.

El escritor estadounidense Richard Ford, de 72 años, fue recibido como una estrella de cine por los ovetenses.

El escritor estadounidense Richard Ford (72 años), la actriz Nuria Espert (81 años) y la historiadora británica Mary Beard (61 años) nos han emocionado y hecho vibrar durante la concesión de los premios Princesa de Asturias.

Por un día han alcanzado la gloria también en las redes sociales y, de esta guisa, los mayores han conseguido ser trending topic,  algo poco habitual en estos días.

Su magisterio y sus respectivas carreras  han hecho que un temblor nos recorra el cuerpo, incluso en sus majestades Don Felipe y Doña Letizia, esta última –pienso- sin casi atreverse a respirar mientras escuchaba a Nuria Espert.

Los tres premiados nos han dado lo mejor de sí mismos, han hecho gala de una enorme generosidad compartiendo con los demás su sabiduría y nos descubren –en palabras de Ford- que “la vida se nos da vacía y que en ella  todo puede suceder”.

El mundo está lleno de gravedad, ha dicho, y la alegría mengua velozmente en el mundo. Sin embargo, pese a que la vida está llena de desdichas, es posible aunarlas con la felicidad, parafraseando a Henry James.

Existir es una tarea poética”, según Ford.

Lo que nos salva e infunde esperanza es el otro, los actos poéticos. “Existir –según Ford- se convierte en una tarea poética” y, en consecuencia, “todo puede suceder“.  La  tarea poética  del escritor es “hacer que, con la ayuda de la imaginación, sucedan más cosas“, ha explicado el autor, que ha hecho un llamamiento a la tolerancia y a la empatía.

El premio de las letras que ha recibido le obliga a cumplir un  compromiso: procurar pensar que no es demasiado viejo sino que aún puede aportar alegría.  Deberíamos apuntarnos todos a esa, en principio, titánica tarea.

La aparición de Nuria Espert sobre el escenario del teatro Campoamor de Oviedo nos impacta por su soberbio físico, su cabello plateado, su sencillez y su firme andar.

Más aún nos impresionó cuando comenzamos a escucharla explicar cómo el teatro se adueñó de su vida a los 13 años y el regalo que nos ofreció cuando comenzó a declamar el monólogo del tercer acto de Doña Rosita, la solterona de Lorca.

Reproducimos a continuación un fragmento del hermoso texto:

Me he acostumbrado a vivir muchos años fuera de mí, pensando en cosas que estaban muy lejos, y ahora que estas cosas ya no existen sigo dando vueltas y más vueltas por un sitio frío, buscando una salida que no he de encontrar nunca…, sabía que se había casado; ya se encargó un alma caritativa de decírmelo, y he estado recibiendo sus cartas con una ilusión llena de sollozos que aún a mí misma me asombraba

Mary Beard , una melena gris, libre y díscola

Por último, la historiadora británica Mary Beard supuso la aparición de aire fresco, simpatía y naturalidad entre los distinguidos invitados a la gala de concesión de los premios Princesa de Asturias. Incluso su aspecto invitaba a reflexionar acerca de que esta anglosajona es una persona que no esconde nada –su larga melena gris, díscola y libre puede ser una analogía con la posible apariencia interior de esta brillante intelectual.

La académica británica es una de las máximas divulgadoras de la antigua Roma y Grecia y sus libros como ella son una invitación a conocer más y a compartirlo desde la sencillez, lo contrario a los pseudointelectuales que envuelven su saber en una aureola elevada, lejana y distante al resto de los seres humanos.

Durante su discurso de agradecimiento, Beard  subrayó la necesidad de entender la Historia como “una actividad ciudadana, comunal y compartida” y considerarla como “una conversación entre presente y pasado“.

La historia no es un libro de respuestas

No ser capaz de pensar de forma histórica hace que seamos todos ciudadanos empobrecidos“, añadió.

“La historia no es un libro de respuestas a problemas actuales pero sí enseña sobre nosotros; desafía nuestras certidumbres culturales y abre nuestro ojos a distintas perspectivas, alienta cierta humildad cultural”.

“No hay ninguna mujer que elegiría volver a la cultura romana a no ser que tuviera un billete de vuelta, sin embargo aún tenemos esclavos aunque no los llamemos así”.

Son solo algunos de los apuntes de la intervención de esta británica, pero si os ha picado la curiosidad su blog se llama “A Don’s Life” y en su última entrada relata su experiencia en Asturias, que según cuenta la ha entusiasmado.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here