Cohousing o viviendas compartidas para mayores

Imagen de Cohousing. Mayores
Cohousing. Mayores

El cohousing o viviendas compartidas, se ha puesto muy de “moda” en España. Personas que sobrepasan los 50 años optan por compartir piso con otras de su edad.

En Europa y E.E.U.U. hace tiempo que funcionan los pisos compartidos, es una forma de no sentir la soledad, de estar acompañado, son una opción a las residencias.

En nuestro país empezaron su “andadura” aproximadamente en el año 2003 pero aún no es muy conocido este modo de convivencia entre nuestros mayores.

¿Se acuerdan de la serie televisiva “Las chicas de oro”?. Es una clara muestra de piso compartido: cuatro mujeres entradas en años, comparten casa. Son independientes, cada una hace su vida y se reúnen alrededor de una mesa camilla a contarse sus alegrías y penas.

Si tenemos cierta edad y podemos valernos por nosotros mismos los pisos compartidos son una buena alternativa para mantener nuestra independencia y no ingresar en una residencia.

Esta relación que surge en los pisos compartidos fomentan el envejecimiento activo pues se participa en tareas comunes, se distribuyen los trabajos a realizar,…

Algunos están tutelados por profesionales, los cuales están pendientes de los problemas que puedan darse tanto en la convivencia como en la realización de trámites administrativos, por ejemplo.

Un modelo de viviendas compartidas es Trabensol, sita en Torremocha de Jarama (Madrid). Es una cooperativa con apartamentos individuales y zonas comunes.

Otras Fundaciones y Asociaciones que contemplan esta forma de convivencia son:

Asociación Cicerón

Está en el pueblo toledano de Torrijos.

La casa dispone de diez habitaciones individuales y una doble.

En ella conviven doce personas, las cuales comparten los trabajos domésticos, económicos, sociales,…

Les apoyan en lo referente del día a día dos Auxiliares y una Coordinadora.

Fundación Llars Compartides

La Fundación Privada Hogares Compartidos nació en 2003 tras la elaboración de estudios realizados por un grupo de personas mayores. Este grupo, comprendió la necesidad de crear casas para personas excluidas socialmente.

Promueve la autonomía individual, intenta concienciar sobre el/los problema/s que atañen a personas mayores.

La propietaria de los pisos es la Fundación. Los “inquilinos” pagan en función de su renta, máximo un tercio de su pensión y es la Fundación la encargada del pago de todos los suministros.

Residencia-hogar. O Lecer, Atendo

Está situada en el centro de Vigo, un piso antiguo rehabilitado con cabida para doce personas.

Consta de habitaciones individuales y dobles y la estancia puede ser temporal o de larga duración. Cuenta con servicios extras como fisioterapia, actividades de estimulación, culturales,…

El precio depende de la habitación elegida.

Otra forma de vivienda compartida es hacerlo con un estudiante a cambio de alojamiento.

Vive y Convive del Ayuntamiento de Madrid es un programa basado en la convivencia intergeneracional.

La persona mayor, ha de tener más de 65 años y ser independiente. Por su parte el estudiante debe hacerle compañía y estar unas horas al día con ella. Además, el estudiante, debe ayudar en tareas domésticas en las que tenga dificultad en realizar la persona mayor.

Estas clases de convivencia fomentan que el mayor esté activo ya que debe de preocuparse de efectuar tareas que quizás al estar solo no haría.

 

 
SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.