Al corazón le encantan los colores

Foto de Corazón
Corazón

Al corazón le encantan los colores, por eso, uno de sus mejores aliados es un plato que contenga vegetales naranjas, verdes, rojos o morados,  también muy atractivos a la vista.

La doctora Bustamante nos recomienda una dieta sana, siguiendo las costumbres mediterráneas, y hacer ejercicio como principios básicos para mantener una buena salud cardiovascular.

Pregunta: ¿Cuáles son los factores de riesgo cardiovascular más importantes?

Dra. Bustamante: Hay siete factores de riesgo cardiovascular: la edad, el colesterol, la diabetes, la hipertensión, el sobrepeso, la vida sedentaria y el tabaquismo.

P: ¿Cómo podemos actuar ante estos factores para minimizar el riesgo?

R: La edad no podemos cambiarla, fumar o no fumar, es una decisión personal, pero todos los demás factores los podemos modificar: hipertensión arterial, diabetes, colesterol alto, sobrepeso y vida sedentaria, podemos controlarlos haciendo una dieta adecuada y realizando ejercicio físico.

P: Si una de las claves es tomar una dieta adecuada, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de mantener el peso ideal?

R: El sobrepeso es uno de los males de la sociedad actual. En España el 30% de la población tiene sobrepeso. Hay sobrepeso cuando el Índice de Masa Corporal (IMC) es superior a 25. El IMC es el resultado de dividir el peso en kg, entre el cuadrado de la talla en metros. Lo más importante es tomar conciencia que si una persona come más de lo que necesita, engordará, si come menos de lo que consume, adelgazará.

Por eso, es importante en el sobrepeso modificar la cantidad de comida que se ingiere y aumentar el ejercicio físico, para quemar grasas.

P: Además de los alimentos, ¿hay otros factores que pueden contribuir a aumentar de peso?

R: La falta de actividad física o la vida sedentaria, impiden el consumo de las calorías que obtenemos de los alimentos. Por ejemplo, si sufrimos una fractura y debemos hacer reposo, es importante disminuir la cantidad de comida, especialmente hay que bajar las grasas y los hidratos de carbono.

P: También nos ha hablado de lo poco indicada que está la vida sedentaria, ¿cuál es la forma más eficaz de luchar contra ella?

R: La falta de actividad se combate moviéndose. Se recomiendan tres tipos de ejercicios: para el corazón, para mejorar la musculatura y para ser flexibles.

Por ejemplo, caminar rápido más de 30 minutos diarios y mover cada articulación, es decir, la típica tabla de ejercicios.

P: Dieta y ejercicio son buenos aliados, si es así, ¿alguien que haya sufrido un infarto puede practicar ejercicio y qué tipo son los más recomendables?

R: Caminar al menos una hora, es un ejercicio perfecto después de un infarto. En principio en superficie llana, aumentando la dificultad del paseo según indique el cardiólogo.

P: Los especialistas hablan de los beneficios de la dieta mediterránea, ¿dónde radica su importancia?

R: Ahora sabemos que para evitar que el colesterol se deposite en los vasos sanguíneos, se debe evitar el consumo de las denominadas grasas trans, que son las que se encuentran en los alimentos precocinados, como las salchichas, la bollería industrial o las palomitas y las grasas que a temperatura ambiente son sólidas, como el tocino o la mantequilla. Como regla fácil,  hay que evitar las grasas animales (mantequilla, tocino, chorizo, etc), la comida precocinada, especialmente la bollería industrial y evitar todo lo que lleve crema de cacahuetes, o los aceites de palma y coco, que se utilizan como emulgentes en los helados.

La dieta mediterránea no incorpora platos precocinados y además utiliza aceite de oliva para guisar, añadiendo un alto consumo de legumbres, verduras y fruta, por eso es saludable para nuestro corazón.

P: ¿Nos podría poner ejemplos de cuáles son los alimentos que nunca debemos olvidar para ajustarnos a esta dieta?

R: Lo denominamos la dieta Miró, recordando los alegres colores que hicieron tan famoso al pintor, una buena ensalada con tomate, zanahoria, hojas verdes,…

P: Por último. En su opinión, ¿cuál es la mejor dieta para tener un corazón saludable?

R: Al comienzo del día, lo que llamamos desayuno español: café, chocolate o té, con pan tostado con aceite, jamón serrano y zumo o fruta.

Para el almuerzo, ensalada o verdura y de segundo pollo, ternera a la plancha o pescado a la plancha o al horno. Evitando los fritos y los rebozados. Fruta de postre.

En la cena verdura o ensalada o fruta y si a mediodía se tomó carne, en la cena se debe tomar pescado. Es un buen momento para tomar un postre lácteo.

1 vaso de vino tinto al día, se considera saludable.

Hay que consumir 5 raciones diarias, entre fruta y verdura. Para terminar, en realidad, se puede tomar casi de todo, pero evitando los fritos, los rebozados, los platos preparados, las mantequillas, los embutidos y sobre todo la bollería industrial.

Dra. Bustamante. Madrid, mayo 2016.

 

 
SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.