Pilates, un método adecuado para cualquier edad

Imagen de Pilates
Pilates

Pilates, un método adecuado para cualquier edad

El método Pilates es todo lo contrario a un frenético ejercicio aeróbico que se ejecuta mecánicamente al ritmo de una música estridente. Este sistema se fundamenta en la concentración y en una respiración fluida. Cada postura es equilibrada y precisa, manteniendo una conexión total entre cuerpo y mente.

La calidad de vida se consigue paso a paso

La sociedad moderna vive fascinada por las técnicas rápidas, pero la calidad de vida se consigue paso a paso. Podríamos decir que la práctica del sistema Pilates conduce hacia un cuerpo sano que funcione con la máxima eficacia.

Con Pilates no se trata de hacer ejercicios deprisa, se practican menos pero de forma muy completa, sin forzar, avanzando poco a poco según nuestro cuerpo nos lo permita. No sólo se refuerza la musculatura, sino también se despeja la mente.

Por ello, se trata de un método adecuado para cualquier edad y para prácticamente todas las personas, ya que se compone de un gran número de ejercicios de intensidad y dificultad distinta, y que pueden adaptarse tanto a un niño como a una persona mayor, alcanzando sus propósitos sin sufrir lesión alguna.

Orígenes del Método Pilates

Este método fue creado por el alemán Joseph H. Pilates a principios del siglo XX con el reto de vencer las discapacidades físicas que había sufrido desde su infancia y convertirse en un individuo sano y en forma.

Así desarrolló una disciplina ´a través de movimientos naturales bajo estricto control de la conciencia` para lo que se sirvió de sus conocimientos de yoga, artes marciales y fisioculturismo, sin olvidar los antiguos métodos de griegos y romanos, así como la danza, combinando estas habilidades con sus conocimientos del ejercicio físico y la anatomía.

En 1926 radicó su residencia en Nueva York junto a su esposa y durante la primera Guerra Mundial desarrolló su primer  aparato, sirviéndose de una cama de hospital, y que junto otros creados posteriormente se convertirían también en parte esencial de este método.

En la ciudad de los rascacielos, Pilates instaló su primer estudio en 1940 donde se dio a conocer en el mundo de la danza de forma casi secreta pero con tal aceptación que el método se convirtió en parte del entrenamiento de bailarines y bailarinas.

De esta forma, el mundo de la danza, el deporte de élite y la fama probó este sistema para recuperar su fuerza y forma, a la vez que fue adoptado por fisioterapeutas y ortopedistas como complemento a la rehabilitación de pacientes.

A pesar de que esta técnica tiene más de 70 años de historia ha sido sólo hace una década cuando ha saltado de EEUU a Europa, Latinoamérica y Oceanía.

Hoy, el Método Pilates va sumando seguidores gracias en buena medida a su práctica por parte de estrellas de cine como Jeniffer López, Bruce Willis, Madonna, Silvester Stallone, Demi Moore, Julia Roberts, Juliette Binoche o Sally Field.

Objetivo

El principal objetivo de los ejercicios es dotar de estabilidad al ´núcleo` del cuerpo, es decir, la zona donde se encuentran los músculos de sostén de la columna vertebral y  las cinturas escapular y pélvica.

El método trabaja lo que se denomina ´centro de fuerza`, constituido por los abdominales, la base de la espalda y los glúteos.

Se trata de conseguir un equilibrio muscular, reforzando los músculos débiles y alargando los acortados. Esto lleva a aumentar el control, la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, sin dañar las articulaciones ni la espalda.

Esenciales la respiración y la concentración

La respiración controlada es clave para la técnica Pilates.

Dominar la respiración correctamente es quizás un poco complicado al principio de la práctica.

Se trata de una respiración amplia y completa, va hacia la espada y los costados, llena los pulmones, expande el diafragma y empuja las costillas hacia los lados.

Se debe conseguir un control de la respiración para que los movimientos sean constantes, rítmicos y fluidos.

Asimismo, mientras se realiza la práctica de los ejercicios debemos concentrarnos en lo que estamos haciendo y calmar la mente, dejar que ella escuche el cuerpo y sea consciente de todas las sensaciones que experimentamos.

Por ello la relajación unos minutos antes de iniciar la sesión es esencial, así como la alineación del cuerpo,  la visualización o la fluidez figuran también entre los conceptos claves de este método.

Ejercicios y aparatos

Este sistema se practica con máquinas muy específicas o en el suelo en colchonetas, pero siempre ha de hacerse bajo la atenta mirada de un profesional.

Se puede optar por clases en grupos pequeños o individuales, que subirán el precio, pero la supervisión de un experto durante la ejecución de los ejercicios evitará daños derivados de malas posturas.

El Pilates es definido como mucho más que un conjunto de ejercicios para ponernos en forma, engloba toda una filosofía de entrenamiento del cuerpo y la mente.

 

 

Dejar respuesta