Personas mayores en 2020: esperanza tras el coronavirus

Imagen de Personas mayores en 2020: esperanza tras el coronavirus
Personas mayores en 2020: esperanza tras el coronavirus

Más de 9 millones de personas superan los 65 años en España, una cifra que ya representa el 19% de la población y que no deja de crecer. En plena alerta sanitaria por el coronavirus, el futuro se presenta esperanzador: hay muchas razones para vivir y disfrutar de la vida.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha publicado un nuevo informe de Envejecimiento En Red, donde recoge la situación de las personas mayores en España en 2020. Lo ha hecho en plena crisis sanitaria por la expansión del coronavirus, que se ha cebado especialmente con los mayores. Aunque no hay datos confirmados, se estima que más de 4.500 personas mayores han muerto solo en residencias de mayores de la Comunidad de Madrid, cifras que deberán confirmarse cuando la epidemia quede estabilizada y se puedan hacer los análisis pertinentes.

Con esta crisis de fondo, lo cierto es que el panorama para los mayores en España sigue siendo esperanzador. El país cuenta con más de 9 millones de personas mayores de 65 años, el 19,3 % de la población, con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) a enero de 2019. El 6,1 % de la población de España supera los 80 años, y hay más de 16.000 centenarios en el país.

Esperanza de vida en España en 2020 seguirá creciendo

España es un país envejecido, un término con tintes despectivos que es mejor sustituir por ‘longevo’. Porque, de hecho, si algo tiene España es una asombrosa calidad de vida que permite, precisamente, alargar la esperanza de vida. El informe Envejecimiento En Red cifra en 85,9 años la esperanza de vida en mujeres y en 80,5 años en hombres, con datos de 2018. Es de las más altas del mundo y se espera que en la década de 2050 España supere a Japón como país más longevo del mundo.

El informe, eso sí, analiza las condiciones de vida de esa longevidad. A los 65 años, las mujeres tienen una esperanza de vida de 23,5 años, frente a los 19,5 de los hombres. Sin embargo, solo el 48,1 % de ese tiempo será vida en condiciones saludables en el caso de las mujeres, frente al 59 % de ese tiempo en el caso de los hombres.

Las personas mayores suelen sufrir enfermedades circulatorias, respiratorias, digestivas y cáncer, en este orden y según los datos de asistencia hospitalaria que cita el informe. La hipertensión y la diabetes (el 22,8 % de los mayores de 65 años padece diabetes) también tienen amplia prevalencia.

Estas enfermedades son las que restan calidad de vida, pero también las que, en muchas ocasiones, provocan la muerte. En 2018, las enfermedades del aparato circulatorio fueron la primera causa de muerte en personas mayores, seguidas del cáncer y las enfermedades respiratorias. Pero los hombres y las mujeres no mueren de la misma forma: la primera causa de mortalidad en hombres mayores son los tumores, mientras que en mujeres son las enfermedades del sistema circulatorio.

El fuerte sistema sanitario de España, que a pesar de la crisis sanitaria por el coronavirus está demostrando su capacidad de resistencia, es una de las razones por las que la esperanza de vida en España es de las mayores del planeta. A ello se suma un país amigable con los españoles, cuyo estilo de vida, además, se ve favorecido por un buen clima.

De hecho, los mayores españoles se declaran mayoritariamente felices: el 66 % de los mayores de 65 años lo hacen, frente al 58 % de la media europea. Y entre los mayores de 74 años, los españoles sacan siete puntos al resto de europeos (57 % frente a 50 %).

Residencias de mayores en España

El informe Envejecimiento En Red también aborda la situación de las residencias de mayores en España, un capítulo de extrema importancia si se tienen en cuenta los datos de longevidad. El país cuenta con más de 372.000 plazas residenciales, lo que implica 4,1 plazas por cada 100 personas mayores. Se calcula que entre el 75 y el 80 % de ellas están ocupadas, aunque el informe apunta a que se trata de datos de 2011.

No obstante, la amplia oferta disponible permite pensar que no exista carencia de plazas a día de hoy, pero el sector residencial es consciente de que hasta 2050 se necesitarán 500.000 camas adicionales para asumir el crecimiento de la población mayor de 65 años en España.

Por supuesto, no todos los cuidados a personas mayores son profesionales: en muchas ocasiones, los propios mayores se encargan de cuidar a sus cónyuges, lo que “descubre la importante contribución de las personas mayores a la sociedad, cuidando de otros, ayudando económicamente, dando apoyo emocional, consejos, etc.”, destaca el informe.

Estos cuidados recaen mayoritariamente en mujeres tanto como prestatarias, como en calidad de receptoras: las mujeres de la franja que va de los 45 a 64 años “contribuyen con las de la mitad de todo el volumen de cuidado, medido en horas, aportado por todos los cuidadores”, explica el informe, que también apunta que “es una mujer mayor la que recibe la mayor parte del cuidado provisto”, alcanzando el 47,1 %.

Silver Economy y pensiones en España

No obstante, el informe destaca el crecimiento de hombres cuidadores sobre todo en sus etapas de mayor edad, un fenómeno que se debe a su propia longevidad. Aunque también existe un grave problema de soledad en los mayores: el número de hogares unipersonales en mayores de 65 años no deja de crecer, aunque la cifra global sigue siendo inferior a la media europea. Hasta el 31 % de las mujeres mayores de 65 años viven solas, frente al 17,8 % de los hombres, si bien la forma de convivencia mayoritaria en ambos sexos “es la pareja sola, sin hijos ni otros convivientes”.

Esto, a su vez, representa una esperanza si se liga con la llamada Silver Economy, la rama de la economía y el mercado enfocada a prestar servicios y vender productos adaptados a las necesidades de las personas mayores. Porque cabe recordar que los mayores en España disponen una de una aceptable posición económica.

Hasta seis millones de españoles cobran una pensión por jubilación, con un importe medio de 1.138 euros mensuales en 2019. Si se une a la calidad de vida y las aceptables condiciones de salud, se abre un horizonte esperanzador para una generación en la que casi el 90 % tiene una vivienda en propiedad, la tasa de alfabetización crece progresivamente conforme se incorporan personas más formadas al grupo de los mayores, y el uso de Internet ya es común en 64 de cada 100 personas mayores. Hay razones para pensar en un futuro esperanzador para los mayores en España.

Más información relacionada con los mayores en nuestro «Blog»

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.