Día de la Madre. Regalos para mi abuela y mi mamá, las más modernas.

Imagen de Día de la Madre.
Día de la Madre.

El próximo día 1 de mayo, Día de la Madre, nuestras abuelas y madres esperan un obsequio, pero queda prohibido regalar electrodomésticos, flores y perfumes. Acabemos con la monotonía y la rutina

Nuestras abuelas y madres son además seres humanos (hay nietos e hijos a los que se les puede olvidar), no únicamente  personas que satisfacen nuestras necesidades materiales y afectivas.

Hagamos un esfuerzo no sólo por complacerlas en un día tan señalado sino también por ser un poco creativos. Vamos a intentar sorprenderlas con algo distinto, adaptado a los tiempos modernos.

A continuación unas propuestas que os pueden servir de inspiración para el Día de la Madre:

1.- Un desayuno a domicilio. Existen muchas ofertas en la red. Seguro que hay alguna empresa cerca de su domicilio. Es una manera estupenda de comenzar el día.

2.- Un cuantificador deportivo. Nuestra madre y porque no nuestra abuela, llega a casa después del gimnasio, cuenta a su familia los ejercicios que ha realizado, cuánto tiempo …, pero ¿sabéis qué le gustaría compartir de verdad?: El número de kilómetros caminados, el número de calorías quemadas… Por lo tanto, compradles un cuantificador. Lo hay de alto estándar de Nike o Huawei, pero también más modestos.

3.- Cualquier dispositivo electrónico, desde un ipod de música a una cámara digital de alto pixelaje o un smartphone fácil de usar pero con todas sus funcionalidades a la última. Lo último son los “sleep pones”, auriculares suaves y cómodos que están diseñados para que las abuelas y las mamás puedan dormir mientras escuchan la radio.

4.- Un regalo directo al corazón: Personaliza una camiseta, una taza o un cojín para la abuela y la mamá, que no necesariamente ha de ser tu foto. También puede ser una frase que acostumbran a decir (por ejemplo, la abuela “Más sabe el diablo por viejo que por diablo” o nuestra madre “A que voy yo y lo encuentro”), la portada de su libro favorito, el estribillo de la canción que te cantaban de pequeño o la que bailaban con tu abuelo o con tu padre en las fiestas y en los guateques.

5.- Una cesta de mimbre para picnic. Compra una gran cesta de picnic y llénala con los manjares que sabes que adoran. Por supuesto, si hace buen tiempo se degustan en el campo, y si hace malo, en el salón.

6.- Mucho mimo. Si a tu abuela o a tu madre les van los balnearios, no hay excusa para no regalarles una caja regalo con una escapada a un spa para que disfruten de un relajante masaje. Si les va la marcha ya sabes que existen ofertas de cursos de rally a las de lanzamiento en tandem con paracaídas.

7.- ¿Por qué las calles sólo se dedican a personajes públicos? Dedícale una calle a tu abuela y a tu madre. Hay páginas web que personalizan las placas de calle que parecen auténticas. Las hemos visto desde 12 euros.

8.- Para los nostálgicos un libro tipo “Los niños de Franco. Así fue como vivimos” (Editorial Lunwerg)

9.- Si les gustan las bebidas fuertes ¿Por qué no un kit para preparar su propia ginebra? Está de moda, pero si les gusta algo más suave puedes inclinarte por los kits de cerveza.

10.- Si a tu abuela o a tu madre le gusta leer un rato en la cama antes de dormir, pero tu abuelo o tu padre son unos “quejicas”, cómprales unas gafas con luz incorporada y se acabaron los problemas.

Esperamos que esta pequeña guía para regalar te ayude a acertar con los obsequios que hagas a tu abuela o tu madre.

¡Feliz Día de la Madre, a todas las abuelas y mamás!

 

 

Dejar respuesta