Beneficios de practicar pilates en la tercera edad

Imagen de Beneficios de practicar pilates en la tercera edad
Beneficios de practicar pilates en la tercera edad

Los beneficios de practicar pilates en la tercera edad al ser un tipo de ejercicio más ligero, resulta ideal para personas mayores.  Y no es de extrañar que esta práctica esté ganando cada vez más adeptos. 

Con un enfoque en la respiración controlada y la calidad del movimiento, no la cantidad de repeticiones, muchos expertos coinciden en que el pilates es una de las mejores formas para que las personas mayores se mantengan saludables.

El envejecimiento es un proceso natural; el metabolismo cambia y con él también cambian las condiciones físicas y mentales del ser humano. Hay una pérdida de masa muscular y una reducción de la densidad ósea, lo que hace que la persona mayor sea vulnerable a problemas de columna, articulaciones y corazón.

Las residencias de ancianos en Burgos, por ejemplo, han adoptado diversas actividades recreativas y ocupacionales para sus mayores, como el pilates, proporcionándoles una mejor calidad de vida.

¿Qué es Pilates? ¿Beneficios de practicar pilates para la salud?

Pilates es una práctica que reúne varios ejercicios que tienen como objetivo controlar el cuerpo y la mente, resultando una mejora en la calidad de vida del individuo.

Sin duda, es adecuado para personas mayores porque no tiene el impacto en el cuerpo que tienen otras formas de actividad física. Además, no es tan severo y no ejerce tanta tensión en las articulaciones como la mayoría de los ejercicios.

Por lo tanto, la técnica se enfoca en fortalecer los músculos abdominales y los músculos cercanos a la columna. Muchos de los ejercicios se realizan en una posición reclinada o sentada, y la mayoría es de bajo impacto y carga parcial de peso.

Mejora la respiración y la circulación

A medida que avanza la edad, el cuerpo humano tiende a acumular más grasa. Por lo tanto, debido al sobrepeso y la obesidad, la respiración también puede volverse más difícil para los ancianos.

Además, los músculos responsables de la respiración se debilitan y las costillas se ponen rígidas. El resultado será una falta de oxígeno en la sangre que circula por todo el cuerpo, lo que puede provocar mareos.

Pero la técnica aplicada en el pilates estira la caja torácica rígida y fortalece los músculos responsables de la respiración, lo que resulta en un sistema respiratorio más eficiente.

Equilibrio y conciencia corporal

Caminar es un requisito básico para la movilidad de las personas mayores. Sin embargo, las caídas son comunes entre los ancianos y provocan lesiones leves o más graves. El pilates puede ayudar a reducirlas, mejorando el equilibrio y la coordinación de las manos.

Gana estabilidad y movilidad articular

A medida que envejecemos, nuestra postura cambia y podemos ganar una silueta más encorvada. Esta postura, a su vez, cambiará la forma de la columna, comprimiendo las articulaciones. Como resultado, esto afecta la articulación del hombro, lo que resulta en problemas para levantar los brazos, agacharse e incluso sentarse.

Pero la buena noticia es que los ejercicios de pilates resuelven estos problemas, mejorando la postura y la movilidad en general.

Fortalece el cuerpo

Con la práctica de los ejercicios de pilates, el cuerpo de las personas mayores se fortalece y, en consecuencia, ganan energía para volver a realizar las tareas rutinarias.

 

Más info sobre la ONG Guía de Mayores en su blog

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.