Cáncer de mama. Días en rosa para reflexionar y salvar vidas

imagen Lazo Rosa contra el cáncer de mama
Lazo Rosa contra el cáncer de mama. Foto: que.es

(Atualizado el 19 de octubre de 2017)

Días en rosa para reflexionar y salvar vidas

  • Una de cada ocho españolas presentará cáncer de mama a lo largo de su vida
  • La enfermedad afecta en España a más de 63.000 personas cada año, 25.000 de ellas son pacientes
  • La mayoría de los casos se diagnostican en edades comprendidas entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65 años

Cada 19 de octubre se celebra el Día contra el Cáncer de Mama, una fecha teñida de rosa por ser el color elegido para llamar la atención sobre una patología que afecta a una de cada ocho españolas.

Este año la Asociación Española contra el Cáncer quiere llamar la atención sobre las necesidades de los familiares de pacientes con cáncer de mama. El cáncer en general, y el de mama en particular, es una enfermedad que conlleva muchos cambios en el núcleo familiar.

Genera angustia e inseguridad en los familiares y cuidadores, sin olvidar los problemas sociales y laborales que van surgiendo. La mayoría de los cuidadores desconocen  sus derechos y su plena dedicación al paciente les hace olvidarse de pedir ayuda, advierte la AECC.

“El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de todo el mundo, a excepción de los tumores cánceres de piel no melanomas”.

La forma de hacer frente al cáncer de mama en 40 años ha variado notablemente, se ha llegado a tratar cada cáncer de forma personalizada dependiendo de la paciente y del tipo de cáncer de mama.

En los años se 60 se realizaba la mastectomía radical sin tener en cuenta el tipo de cáncer de mama. En los años 80 se utilizó el  tamoxifeno (medicamento que se emplea como terapia complementaria para el cáncer de mama). En los 90 se comenzó en España con el diagnóstico precoz mediante las mamografías, detectando el cáncer de mama en sus inicios.

En el año 2004  hubo un gran avance respecto a la manera de tratar el cáncer de mama. Se dieron los primeros tratamientos oncológicos personalizados de esta forma cada paciente y cada cáncer de mama se trataba de forma individualizada.

Como todos los cánceres, el de mama consiste en una proliferación acelerada y descontrolada de las células, en este caso del tejido glandular de la mama. En el 99% de los casos afecta a mujeres y es el más frecuente en el sexo femenino. Representa entre el 20% y el 30% de todos los cánceres, siendo la primera causa de muerte por cáncer en mujeres europeas. La edad de aparición está por encima de los 50 años, aunque entre un 5 % y 10 % se diagnostica en menores de 35 años.

Situación del cáncer de mama en España

Representa la primera causa de mortalidad por cáncer en mujeres con 6.477 fallecimientos en 2013, según los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (pág.4).

La mayoría de los casos se diagnostican en edades comprendidas entre los 35 y los 80 años, con un máximo entre los 45 y los 65 años, y sus tasas de supervivencia han mejorado en los últimos 20 años (anualmente se incrementa la supervivencia por este tumor un 1,4% y a los cinco años del diagnóstico el 83 % de los pacientes sigue recuperado).

Aparte de la edad, hay otros factores que se asocian con un riesgo más elevado: las mujeres con antecedentes de cáncer de mama en la familia, o que no hayan tenido hijos o los hayan tenido tarde, o con menarquia precoz o menopausia tardía, parecen tener mayor riesgo. En todo caso, pertenecer a uno de estos grupos no significa necesariamente que se vaya a padecer la patología: no hay certeza absoluta solo una cierta predisposición.

El diagnóstico precoz es la mejor herramienta para luchar contra esta enfermedad. Los programas de cribado con mamografías pueden detectar los tumores de mama en estadios iniciales en los que hay muchísimas posibilidades de curación. La recomendación general es realizarse una mamografía periódica a partir de los 45-50 años.

En los casos de enfermedad avanzada, existen ya nuevos fármacos más selectivos y menos tóxicos que, asociados a tratamientos clásicos como quimioterapia u hormonoterapia, permiten incrementar la supervivencia de una manera muy significativa.

Riesgos y cómo minimizarlos

Los resultados del estudio elaborado por el Grupo Español de Investigación del Cáncer de Mama (GEICAM) sobre estilo de vida y riesgo de cáncer de mama en España reflejan que el consumo de alimentos de la denominada dieta mediterránea puede reducir el riesgo de desarrollarlo hasta en un 30 %. El consumo de alcohol es un claro factor de riesgo para la aparición del mismo, peor aún si su consumo se inicia en edades más tempranas. En el caso del tabaco, aunque no se ha estudiado específicamente en cáncer de mama, diversas investigaciones advierten que su riesgo es mayor entre las mujeres que han comenzado a fumar precozmente y que han consumido más cigarrillos.

¿Sabes qué son las unidades de consejo genético de los departamentos de oncología?

Son las encargadas de evaluar los antecedentes genéticos en los casos de cáncer de mama y determinar las posibilidades de que tales antecedentes familiares sean debidos a mutaciones en genes responsables.

En estas unidades, los oncólogos evalúan los casos de familias con antecedentes de cáncer de mama y determinan la probabilidad de que tengan un componente hereditario. Para ello, se elaboran árboles genealógicos de la familia, se evalúa el riesgo según las siguientes cuestiones, de acuerdo con la Sociedad Española de Oncología Médica SEOM:

  • ¿Existe algún caso de cáncer de mama en una mujer de 40 años o menor en la familia?
  • ¿Se ha diagnosticado algún caso de cáncer de mama y ovario en la misma paciente?
  • ¿Existen en la familia dos o más casos de cáncer de mama, uno de los cuales es bilateral o en una mujer menor de 50 años?
  • ¿Existe algún caso de cáncer de mama en mujer de menos de 50 años o bilateral, y un caso de cáncer de ovario en familiares de primer o segundo grado?
  • ¿Presenta la familia tres casos de cáncer de mama y ovario (al menos 1 caso de ovario) en familiares de primer o segundo grado?
  • ¿Presenta la familia dos casos de cáncer de ovario en familiares de primer o segundo grado?
  • ¿Existe algún caso de cáncer de mama en varón, y al menos 1 familiar de primer o segundo grado con cáncer de mama u ovario?

En caso de que la respuesta a alguna de estas cuestiones sea afirmativa, la unidad de oncología debe seleccionar de entre los componentes de esa familia al individuo con mayor probabilidad de ser diagnosticado. A este individuo se le denomina probando.

La unidad de consejo genético entonces informará de las ventajas y desventajas que sobre la familia tendría el realizar un estudio genético y qué repercusiones emocionales conlleva tal actuación.

Entre las principales ventajas que ofrece el test genético son: da información valiosa a toda la familia; reduce la incertidumbre y la ansiedad sobre el riesgo de padecer cáncer y permite realizar un seguimiento adecuado para cada miembro de la familia en función de los resultados y tomar medidas de diagnóstico precoz y de prevención, si es el caso.

También hay desventajas, dado que el proceso puede ser emocionalmente complicado.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here